martes, 13 de enero de 2009

Masaje facial reflexológico y Reflexoterapia


La Reflexología con fines terapéuticos no sólo puede ejercerse mediante la manipulación de los pies y las manos sino también trabajando la cara ya que en ellas existen igualmente puntos reflejos.

La Reflexología Facial es una terapia que actúa sobre la totalidad del sistema nervioso. Este método integra los conocimientos de la tradición oriental sobre los meridianos de energía con las investigaciones neurológicas más avanzadas. El resultado de esta síntesis es una precisa herramienta para el diagnóstico y una eficaz técnica de tratamiento. Lo esencial de la Reflexología Facial es la unidad de todo el organismo a través de la conexión entre el sistema nervioso central y los meridianos. Los estudios en el campo de la Neurobiología y la Embriología han demostrado que el sistema nervioso central -cuyo principal representante es el cerebro- y la piel tienen un origen común. Por otra parte, la medicina alopática acepta hoy algo que otras terapias aplican desde hace siglos: el hecho de que los procesos nerviosos y emocionales están íntimamente ligados a los mecanismos de defensa del organismo y a la actividad hormonal. En definitiva, nuestra piel se puede considerar como una gran red de mensajería que conecta el exterior con el cerebro y, como consecuencia, con todo el organismo. No es sorprendente pues el efecto que tienen los masajes -y las caricias- sobre el estado anímico del individuo.


¿Por qué en la cara ? La manipulación de ciertos puntos o zonas provoca la estimulación de las terminaciones nerviosas y de los canales de energía generándose impulsos eléctricos y ondas. Estos viajan a través de las redes nerviosas hasta llegar a la región del cerebro que se encarga de regular el órgano en cuestión... sólo que desde el pie o la mano el recorrido es mucho más largo que desde el rostro. De hecho, los datos de estudios con electrocardiogramas y electroencefalogramas confirman que algunos estímulos realizados en los pies o en las manos no son capaces de incrementar la actividad cerebral; sin embargo, cuando la manipulación se aplica en los centros correspondientes de la cara las ondas cerebrales aumentan. El método de reflexología facial se asienta sobre cinco pasos básicos. El objetivo de esta fase estándar es, en primer lugar, desbloquear los canales de comunicación (sistemas nervioso y circulatorio y meridianos). A continuación se buscan las alteraciones, particularmente la causa primera del desequilibrio. Los cinco pasos persiguen también estimular y reequilibrar. El terapeuta determinará, en función del estado del sujeto, la extensión y duración del tratamiento completo. Se emplean hasta 564 puntos y se puede combinar este método con otros, entre los que se encuentran la reflexología podal clásica, la electroestimulación y la terapia láser.Los pasos básicos comienzan con la estimulación de 34 puntos de acupuntura del rostro que corresponden a los diferentes órganos. En ellos existen además terminaciones nerviosas y capilares sanguíneos que también se activan con la manipulación. A continuación se trabaja sobre zonas muy precisas de la cara en las que se localizan redes nerviosas conectadas con los órganos. Mediante movimientos suaves y estirando ligeramente la piel se pueden detectar bajo la dermis depósitos en forma de arenilla o de nudos que indican que existe un bloqueo de las fibras nerviosas y que los impulsos no fluyen libremente. La manipulación de esas zonas no es sólo un método de diagnóstico sino una parte del tratamiento.El tercer paso está regido por el mapa de regiones del rostro relacionadas con los meridianos. Se aplica con particular intensidad donde se han detectado bloqueos en el paso anterior. La Reflexología Facial ha demostrado ser eficaz en una gran variedad de trastornos. Los resultados obtenidos en diversas investigaciones han servido para que el método sea reconocido por los expertos en rehabilitación, sobre todo para la recuperación de la funciones sensitivas. Desde el punto de vista cosmético, se efectúa un trabajo profundo sobre arrugas, que ha demostrado ser un efectivo método de “lifting” facial, siendo por ello ideal su aplicación en gabinetes de belleza especializados.

Sesiones en Consultorio V. López
Cursos de Nivel Inicial (Masaje reflexológico cráneo-facial)
Terapeuta: Rosa M. Golez



TEMARIO DEL CURSO: REFLEXOLOGÍA DE ROSTRO


Masaje Reflexológico cráneo-facial:

Bases Teóricas de la Técnica Mapa Reflexológico de Rostro Reconocimiento de los puntos a trabajar en Rostro Movilización en puntos neurovegetativos Práctica Reconocimiento de pautas físicas en el rostro Utilización de aceites Desarrollo de la técnica completa Práctica

Reflexoterapia:

Un idad I Otra teoría: el cuerpo en la cara Explicación de los diferentes mapas: localización de las diferentes áreas del cuerpo Metodología de trabajo Utilización de elementos auxiliares

Unidad II Ejemplificación con síntomas específicos: hipertensión - hipotensión elevar el chi – sedar el chi pérdida de la memoria - sofocación – sudor dolor: dolor de cabeza – dolor de espalda decaimiento – depresión - impotencia Tabaquismo

Seminario complementario:

Lectura de Rostro Integración con la Técnica


Evaluación y Certificación optativas
Se entrega certificado de asistencia
Para la certificación Final es necesario presentar informes de sesiones (mínimo 3 pacientes con cuatro sesiones cada uno) y Aprobar la Evaluación teórico práctica.


Dirigido a: Masajistas, reflexólogos, cosmetólogos y terapeutas corporales en general.
Instructora: Nivel Inicial (Masaje Reflexológico cráneo-facial Tpta Rosa María Golez)
Reflexoterapia y lectura de rostro: Gladys B. Orfanó (Reflexóloga holística)
Incluye material escrito y Certificado de asistencia.
Consulta próximas fechas al 4795-2083 o a refugiosdepaz@yahoo.com.ar
también en "agenda" en http://refugiosdepaz.blogspot.com